També estem a les xarxes socials
 
0 – INTRODUCCIÓN

Los colectivos, entidades, partidos políticos y personas a título individual que conformamos Guanyar Alcoi hemos realizado un diagnóstico de nuestra ciudad, donde el lugar principal lo ocupamos todos y todas nosotras, es decir, las personas. Por eso, hemos analizado y reflexionado sobre los ámbitos que nos afectan como ciudadanos y ciudadanas y lo hemos hecho de forma participativa. Somos un movimiento que promueve la participación ciudadana y lo hemos hecho constituyendo comisiones de trabajo que se han reunido a lo largo de los últimos meses hasta concretar aquello que tienes a tus mans.us proponemos que compartís con nosotros las propones que aquí tenéis para nuestra ciudad.

En estas propuestas tenemos en cuenta en la ciudad como elemento clave entre la relación de aquello global y de aquello individual, dos dimensiones entrelazadas juegan un papel trascendental en nuestro día a día, en nuestra calidad de vida. No se pueden obviar cuando tratamos de hacer un análisis de la situación que vivimos para poder incidir en su transformación. No podemos obviar que es complicado cambiarlo todo desde el ámbito local pero tampoco podemos cometer el error de pensar que nos tenemos que someter a las circunstancias. Podemos hacer y mucho y no sólo en términos de matizar la situación, podemos establecer las bases de un cambio en la mejora de la vida de las personas – que es al fin y al cabo lo trascendental – y que este cambio, a largo plazo supongo un cambio de más largo alcance.

A estas alturas tenemos ciudades donde las decisiones estratégicas afectan a una población que no puede participar de estas decisiones. ¡Vamos a cambiarlo! El gobierno de una ciudad no está únicamente al Ayuntamiento, está en nuestra mano. ¡La participación ciudadana se una estrategia clave para dar un valor añadido a la gestión local!

Pero ante todo tenemos que hacernos la siguiente pregunta: ¿cuál es el Alcoi que tenemos ahora mismo?

¿Cómo estamos en Alcoi? No estamos bien. Tampoco lo están en otros lugares. No podemos negar que no vivimos una buena época. El que primero que se aprecia es una pérdida de la población y sobre todo, y más importante, un proceso de envejecimiento importante y compartido con el resto de países occidentales.

Los datos son claros al respeto. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE, www.ine.es) al 2002 éramos 61.698 habitantes, en 2013 éramos 60.105 y, ahora al 2015 ya hemos bajado de los 60.000. Pero lo importante no son tanto las cifras, que lo son, sino la composición de esta población, por las necesidades que pueden surgir de la estructura poblacional y que sus gobiernos tendrían que tratar de resolver. En este caso, si miramos por edad veamos que en Alcoi hay un importante proceso de envejecimiento, más acusado que en el caso valenciano. Son diversos los indicadores que nos muestran esta tendencia.

El índice de envejecimiento al 2013 era de un 132.72 y la dependencia senil era de un 29,75 en 2013 mientras en el conjunto del País Valenciano fue de un 26,7. Unas cifras mayores que las que se presentaban al 2005, 26,6 y 23, respectivamente.

¿Qué podemos extraer de estos datos? Que hacen falta dos líneas de trabajo:

☛ Atención a los mayores, pero no como si fueron menores de edad que es la base en que se han fundamentado muchas de las políticas del PP, sino ofreciendo las bases para que tengan un buen envejecimiento y esto requiere: políticas de salud, de ocio, atención a la diversidad, a la construcción de redes, a fomentar la participación como ciudadanos.

☛ Pero también hace falta una política para fomentar, no ya el crecimiento – no es lo más acertado hablar de crecimiento con un sistema que medioambientalmente ha superado todas sus barreras – pero sí de sostenibilidad poblacionales, podríamos decir. Tratar que tengamos población joven y ofrecer a los jóvenes oportunidades de futuro. No es sencillo, pero podemos implementar políticas familiares, políticas de infancia, de juventud, políticas culturales como también políticas económicas de fomento de la ocupación de calidad.

Alcoi continúa siendo una ciudad industrial. El 53% de la facturación de las empresas es industrial. La ocupación industrial directa se sitúa mucho por encima de la media del País Valenciano. Con todo, nuestra base económica está sufriendo más que otras los efectos de la crisis, sobre todo, los trabajadores y trabajadoras, y la desocupación ha incrementado el 116% durante los últimos años. Además, la poca contratación generada en la ciudad es precaria, pues los contratos temporales se sitúan en el 91% del total. El índice de actividad económica ha descendido el 25%, mientras al resto del territorio valenciano lo ha hecho en el 9%.

A pesar de que el ámbito productivo es importantísimo, a menudo nos olvidamos –se olvidan- que hay una parte que es imprescindible y que sin esta tampoco la producción podría ir en ninguna parte. Es la esfera privada.

Históricamente se ha obviado la importancia de que hay una parte de cuidado de los trebajadores, que los trabajadores tienen familias a las que atender, que tienen necesitados ellos mismos de cuidado. Todavía hoy se funciona desde la unidimensionalidad de los trabajadores, sólo son trabajadores. Y esto es un fatal error que está generando mucho problemas y sufrimientos. Y que con la generalización de la entrada – y permanencia – de las mujeres al mercado de trabajo ha puesto en evidencia que hay un problema a solucionar.

En el caso de Alcoi, aun los pocos datos existentes al respeto –una cuestión muy sintomática del escaso interés por el tema- el 20% de la población según el Censo de Población de 2011 tiene a su cargo un menor de 15 años y un 7.5% una persona con problemas de salud. Por lo tanto el cuidado acontece un elemento básico a tratar desde un gobierno municipal preocupado por el bienestar de las personas.

Un cuidado que si no está debidamente atendido comporta problemas como por ejemplo una excesiva responsabilidad de la familia como agente de bienestar y esto tiene como consecuencias una patente desigualdad entre las personas, de género, pues son las mujeres las principales responsables de esta cura, de clase –pues no todas las familias cuentan con los mismos recursos materiales y simbólicos para atender a sus parientes y también por aquellas personas que no cuentan con una nutrida y sólida red de relaciones familiares.

Supone por lo tanto una gestión precaria del tiempo y esto a la vez estrés, cansancio, carencia de tiempo para un mismo, sentimiento de culpar para no estar con los hijos, sentimiento abandono por parte de los hijos, etc, sobre todo efectos sufridos por las mujeres de clase trabajadora.

Por lo tanto, no tenerlo en cuenta desde la Administración Pública supone un incremento de la desigualdad, especialmente, en los ejes de género y clase social.

Desde Guanyar Alcoi consideramos que estamos ante un importante reto. Es necesario poner en marcha un nuevo modelo de desarrollo basado en la colaboración y la definición de una estrategia común. ¿Por qué?

☛ Porque vivimos en un mundo global y el margen del gobierno municipal es el que es.

☛ Porque tenemos que conseguir una ciudad de las personas, de todas las personas.

☛ Porque el Ayuntamiento tiene que poner las necesidades de las personas en primer término.

☛ Porque las económicas –siendo importantes y necesarias- no son las únicas necesidades.

☛ Porque la crisis del capitalismo y el neoliberalismo condena a muchos de nosotros a la miseria.

☛ Porque tenemos un territorio infestado de despropósitos urbanísticos.

☛ Porque Alcoi no tiene un proyecto de ciudad mínimamente definido, consensuado y trabajado.

☛ Y, sobre todo, porque los gobiernos del PP en Madrid y en Valencia nos han dejado un país insostenible desde todas las vertientes, pleno de corrupción y de intereses personales que nada tienen que ver con el bien común de todas y todos, un país alejado de nuestras necesidades reales.

No podemos ni queremos continuar así. ¡No!

¡Recuperamos el protagonismo!

¡En nuestra mano está hacerlo!

¡Recuperamos la calle!

¡La fuerza de los movimientos sociales, críticos, del contrapoder, de los movimientos ecologistas, feministas y asociativos, de las Marchas por la Dignidad, de las Plataformas de Afectados por la Hipoteca, de aquellos que no se los ha aplicado la Ley de la Dependencia y luchan en la calle, del 15-M y del Frente Cívico nos ha demostrado que es posible!

¡Hay alternativa! ¡Hay otro modelo!

¡GANA CON NOSOTROS ALCOI!

ESTEM EN CONTACTE